EL CENIT


3

El cenit se pudría sin expectativas
en los cráneos recocidos de docentes,
universitarios todos ellos,
y la escoria coronaba sus peinadas conferencias
y post grados.
.
.
.